Pescado al horno con verdura, ¿cómo sacarle el jugo a este plato?

Actualizado: 5 de oct de 2020

Una forma sencilla de preparar el pescado es hacerlo al horno. Teniendo en cuenta algunos pasos básicos, siempres tendrás un as en la manga.

No todos los pescados se prestan a esta receta. Los que sí, salen muy bien son: el rodaballo, la lubina, la dorada y la corvina. Son pecados con la carne firme, que mantiene su compostura en el horno.


Los pescados

Los pescados se limpian bien y se secan con papel de cocina. Se mantienen a temperatura ambiente antes de hornear - al menos una hora - para que el centro se haga bien y no quede crudo. Se untan con aceite y se espolvorean con sal y pimienta.

El interior se sazona también, así como los cortes en la piel, si los hemos realizado.

Los aromas

El pescado al horno combina muy bien con el perejil, el estragón y el tomillo. Añadir un manojo de hierbas aromáticas en la cavidad abdominal junto con unos dientes de ajo y gajos de limón confiere al plato un sabor exquisito.


Las verduras

Las verduras que suelen combinar muy bien con el pescado al horno son: la cebolla, el ajo, el pimiento verde y el tojo. los tomates maduros y las patatas. Aunque la cocción de estas verduras dura casi el mismo tiempo que la cocción del pescado, ponerlo todo a la vez en el horno es un error. Las verduras no tendrán sabor ni color. Será verdura cocida y hecha una papilla. Para evitar este desastre, lo que se tiene que hacer es saltear en una sartén las verduras como para un sofrito. Empezamos con la cebolla y le damos su tiempo para que coja color. En este momento añadimos los ajos picados. Removemos para que el ajo toque el aceite caliente y suelte su aroma pero no se queme. Luego toca el pimiento cortado en rodajas o tiras. Removemos de nuevo y apartamos a un lado para hacer sitio a las patatas. Las patatas deben coger un poco de color, si no, el plato no tiene ninguna gracia, por dios.

Removemos. Añadimos las rodajas de tomate, las hierbas aromáticas picadas, sazonamos y rociamos con el zumo de un limón.


Otra opción es poner la verdura en la bandeja con el aceite y el limón y hornear durante unos 20 minutos a 200ºC. Luego pondremos el pescado encima y seguiremos horneando.


Horneado

Se coloca la bandeja con la verdura y el pescado en el horno precalentado a 200º. Parece mucha temperatura pero no es así. Cuando ponemos en el horno la bandeja con la verdura y el pescado esto hace que la temperatura baje. A los 10-15 minutos estará de nuevo a 200ºC y en este momento la bajamos a 180ºC.


Durante la cocción la fuente se puede quedar seca y la verdura puede quemarse. Por esto, tenemos que estar pendiente del horno y si hace falta, añadir un poco de agua por el perímetro de la fuente, nunca encima del pescado.


Opciones para servir

Este plato puede servirse directamente en la bandeja en la cual ha sido preparado. Para servir, tenemos que tener a mano un plato auxiliar para poner la piel, la cabeza y la raspa. Con la ayuda de una cuchar y un tenedor, ambos cogidos con la misma mano, cogemos trozos de pescado y emplatamos. Acompañamos de verdura asada y rociamos con el jugo.


Otra opción es servir los platos en la cocina y llevarlos a la mesa. Esta forma es menos espectacular pero más práctica, sobre todo si no se conoce la técnica del tronchado.


Los vinos, el maridaje perfecto

Para acompañar este plato tan delicado es recomendable un buen vino blanco seco. Debe estar bien fresquito. Un Chardonnay o un Cabernet Sauvignon serían unas opciones perfectas.


La receta de Rodaballo al horno con verduras


5 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo