Vegetales rellenos, una forma divertida de servir la verdura

Actualizado: 12 de ago de 2020

Los vegetales rellenos son típicos de las cocinas de muchos países. Son platos fáciles de preparar y muy versátiles.

Para rellenarlos, los he lavado y les he cortado la tapa. Les he quitado las semillas y he espolvoreado el interior con un poco de sal.


Luego los he rellenado dejando un poco de espacio porque al cocer, los pimientos encogen un poco.


Como tenía nada más que estos dos, los he colocado en una cacerola pequeña pero alta de forma que haya solo un poco de espacio alrededor. He añadido agua y tomate triturado pero sin cubrir, un poco de aceite, una ramita de perejil y un trozo de cebolla que me había sobrado de la ensalada.


La cocción ha durado a fuego lento unos 40 minutos.


Después de enfriar, he sacado los pimientos y los he pasado a una fuente apta para horno o microondas. He triturado, colado y sazonado la salsa y la he añadido a los pimientos.


De esta misma forma, se pueden rellenar tomates, calabacines y berenjenas. En el caso de los calabacines y berenjenas, se debe quitar parte de la pulpa que se usa en el sofrito.


Cuando se prepara más cantidad es mejor usar una bandeja grande y alta y cocerlos en el horno. En el horno la verdura se cuece de uniformemente y no se rompe.


El relleno


El relleno habitualmente se compone de sofrito, arroz y carne. Las combinaciones son infinitas y dominando unas pautas básicas puedes conseguir unos resultados excelentes sin necesidad de receta.


El sofrito

Sofreír en un poco de aceite de oliva la cebolla picada, añadir la zanahoria en cubitos pequeños, el ajo machacado y cuando estén casi hechos, sazonar y añadir el perejil. Si rellenamos calabacines o berenjenas, en este momento se añade la pulpa picada y se hace durante unos minutos.


Después, se añade la carne picada. Darle unas vueltas solo para que pierda el color de carne cruda. Prefiero hacerlo así porque la carne queda mejor impregnada de sabor.


La carne puede ser mixta, aunque la de cerdo le da más sabor.


Se sigue preparando el relleno añadiendo después de la carne el arroz que previamente se lava y se cuece durante unos 2-5 minutos. Este paso también es cuestión de gusto y a mí me gusta el arroz limpio y un poco cocido. Los arroces deben ser los de grano redondo o, mejor dicho, de los que absorben mucho líquido y no se deforma cuándo está hecho.


Añadir tomate triturado o frito y mezclar todo. Probar de sal, añadir más hierbas aromáticas, como abundante eneldo en caso de las sarmale.


Las verduras a rellenar pueden ser previamente cocidas o, no. Es opcional. Personalmente, prefiero escaldar los calabacines y las berenjenas durante unos 5 minutos y escurrir bien antes de rellenar.


La cocción en el horno habitualmente se hace una temperatura de 180ºC y durante una hora apróximadamente.





2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo