Image-empty-state.png

Karpatka

120 minutos

8

Introducción

Una tarta exquisita de pasta choux y crema muselina

Image-empty-state.png

Utensilios

Batidora, molde desmoldable de 23 cm

Elaboración

Preparamos la pasta choux.
Cocemos la leche, el agua, la sal, la mantequilla y añadimos la harina de golpe. Removemos con una cuchara de palo hasta que se forme una bola compacta. Pasamos a la batidora y batimos hasta enfriar completamente. Añadimos los huevos de uno en uno hasta que la masa caiga en forma de cinta lentamente.
Dividimos en 2 partes iguales y horneamos de uno en uno en el molde forrado con papel de horno. Temperatura 180 grados C durante 30 minutos. Abrimos el horno y dejamos salir el vapor durante unos segundos. Seguimos horneando unos 15 minutos más. Enfriamos sobre rejilla.

La crema Muselina se prepara añadiendo a la crema pastelera mantequilla consistencia pomada.

Para la crema pastelera se baten los huevos a blanco con el azúcar. Se añade la harina, la maicena, la sal y un poco de la leche del total de la receta. Vertemos encima el resto de la leche caliente y removemos. Ponemos a fuego y cocemos removiendo hasta que espese completamente. Añadimos la vainilla. Pasamos a una fuente y dejamos enfriar completamente, cubierta de film transparente.
Para el siguiente paso es imprescindible que la crema pastelera y la mantequilla tengan la misma temperatura.
Batimos la crema pastelera y añadimos la mantequilla de poco en poco.

Montaje
Usamos el mismo molde que hemos usado para el horneado. Forramos las paredes con acetato o papel de horno. Ponemos en el fondo la primera placa. Vertemos la crema y cubrimos con la segunda placa. Apretamos un poco y dejamos en la nevera una noche.

Decoramos a gusto.

Ingredientes

Pasta choux

125 ml agua

125 ml leche

100g mantequilla

1 g de sal

10 de azúcar

4-6 huevos

Crema Muselina

600 ml leche

30g maicena

30g harina

200 g azúcar

3 huevos

1 g de sal

250g de mantequilla