Image-empty-state.png

Calabacines blancos en salsa de nata agria

40 Minutos

4 Raciones

Introducción

Calabacines blancos en salsa de nata agria y eneldo, un plato típico de la cocina moldava

Image-empty-state.png

Utensilios

Una sartén ancha y alta 


Elaboración

Se despuntan y se cortan en cuatro partes a lo largo los calabacines blancos lavados.
Luego se cortan en trozos de 1,5 cm de grosor. Se echan en una olla con agua hirviendo con un poco de sal. Cocemos unos 2-3 minutos.

El tiempo de cocción depende del calabacín: cuanto más pequeño, antes se cuece. Probamos con un cuchillo pequeño. El cuchillo debe pasar rápido pero sin que el calabacín esté muy blando. Escurrimos. (El agua de la cocción no se usa en la preparación.)

En una sartén ancha y alta doramos la cebolla picada en el aceite. Cuando coja color (10 minutos), añadimos el ajo picado. Removemos y añadimos la mantequilla y la harina. Dejamos que se haga un minutito.

Incorporamos la nata, el agua, el perejil y el eneldo picados. Sazonamos. Añadimos el calabacín y dejamos que se haga durante 3-4 minutos más.

El calabacín debe estar tierno, no crudo, pero debe mantener su forma.

Ingredientes

2 calabacines blancos medianos

1 cebolla

2 dientes de ajo

1 cucharada de harina

50 ml aceite de oliva

50 g de mantequilla

250 g de nata agira

100 ml de agua

Sal

Pimienta recién molida

Eneldo picado

Perejil picado